8 razones por las que tu perro puede no estar comiendo

Cuando se trata de comida, los perros tienden a caer en una de dos categorías: sabuesos y cachorros quisquillosos. No importa en qué grupo esté tu perro, puede ser extremadamente aterrador cuando se niegan a comer durante días seguidos.

Hay una variedad de razones por las que los perros pueden experimentar una disminución del apetito.

Nota: Los perros han evolucionado para estar sin comida por períodos cortos de tiempo, pero si su cachorro sufre síntomas adicionales o normalmente come mucho, es mejor buscar tratamiento temprano.

Publicación relacionada: ¿Es normal que mi pareja actúe siempre como si se estuviera muriendo de hambre?

1. Enfermedad

8 razones por las que tu perro puede no estar

La enfermedad es lo primero que viene a la mente cuando un perro con un apetito saludable deja de comer. La inapetencia en sí misma no es necesariamente motivo de preocupación, pero esté atento a síntomas adicionales como vómitos, diarrea, deshidratación, pérdida de peso y letargo que podrían indicar un problema más grave.

Dado que la falta de apetito a menudo viene acompañada de cáncer, insuficiencia orgánica, infecciones y muchas otras enfermedades importantes, lo mejor es buscar atención veterinaria si siente que su perro “no es él mismo”. Recuerda, ¡nadie conoce a tu cachorro mejor que tú!

2. Sobrealimentación

1676250780 897 8 razones por las que tu perro puede no estar

Puede parecer que su perro no está comiendo lo suficiente según las pautas de alimentación recomendadas en su bolsa de comida para perros, pero muchas marcas sobrestiman la cantidad de comida necesaria para mantener la salud. También es importante tener en cuenta cualquier golosina que le des a lo largo del día. Incluso los refrigerios bajos en calorías se suman, y si su perro no es un gran entusiasta, es posible que simplemente se sienta lleno después de comer solo una fracción de sus comidas.

Intente reducir las golosinas y establezca un horario de alimentación confiable. Su perro también puede beneficiarse de una sesión de paseo o juego antes de las comidas para ayudarlo a abrir el apetito.

3. Estresores situacionales/temporales

1676250780 403 8 razones por las que tu perro puede no estar

¿Ha cambiado algo recientemente en la vida de tu perro? Como criaturas de hábitos, pueden estresarse severamente después de un cambio importante en la vida, como la incorporación de otra mascota, un nuevo bebé o mudarse a una nueva casa.

Si algún cambio importante parece coincidir con la inapetencia de su perro, es posible que solo necesite algo de tiempo para adaptarse. Sin embargo, si el problema no se resuelve por sí solo, puede estar sufriendo un caso de ansiedad más grave. (Ver #4).

4. Ansiedad

1676250780 576 8 razones por las que tu perro puede no estar

La verdadera ansiedad es diferente al estrés situacional porque tiende a ser algo con lo que los perros se enfrentan de manera constante. Puede estar relacionado con la separación, los ruidos fuertes o cualquier número de factores desencadenantes. Los perros, y los humanos, tienen millones de neuronas en el intestino que interactúan con el sistema nervioso central (SNC), por lo que no es raro que sufran vómitos intermitentes, diarrea y falta de apetito como resultado de la ansiedad.

Si sospecha que su perro sufre de ansiedad y/o problemas digestivos relacionados con el estrés, consulte a su veterinario. Él o ella puede aconsejarle sobre la dieta adecuada e incluso puede recomendarle medicamentos.

5. Enfermedad dental

1676250780 588 8 razones por las que tu perro puede no estar

Cualquiera que haya experimentado un dolor de muelas sabe que lo último que quiere hacer es masticar algo crujiente, por lo que no es de extrañar que los perros que sufren de enfermedades dentales a menudo experimenten una pérdida de apetito. Las enfermedades dentales no solo pueden causar dolor e inapetencia, sino que la placa crónica, el sarro y las infecciones también pueden contribuir a enfermedades cardíacas, renales y hepáticas si no se tratan.

En lugar de intentar comenzar una rutina de cuidado bucal en un perro cuya boca ya le duele, programe una cita para un examen dental. Su veterinario determinará qué se debe hacer para que la boca de su perro esté sana y sin dolor antes de comenzar a cuidar sus dientes en casa.

6. Reacciones a vacunas o medicamentos

1676250781 764 8 razones por las que tu perro puede no estar

Es bastante común que los perros experimenten letargo, febrícula e inapetencia después de las vacunas de rutina. Estos efectos secundarios deberían resolverse en 24 horas. Si su cachorro tiene una reacción más extrema, como vómitos, hinchazón facial o urticaria, regrese a la oficina de su veterinario para recibir tratamiento.

Del mismo modo, se sabe que muchos medicamentos comunes, como los antibióticos y los analgésicos, causan malestar estomacal, lo que también puede conducir a la falta de apetito. Intente administrar todos los medicamentos y suplementos con el estómago lleno, a menos que se le indique lo contrario, para ayudar a prevenir el malestar digestivo.

7. Cambios de envejecimiento

1676250781 943 8 razones por las que tu perro puede no estar

A medida que los perros envejecen, tienden a disminuir la velocidad y gastar menos energía. Como descansan más y hacen menos ejercicio, la cantidad de calorías que necesitan disminuye. Según el tamaño y la raza de su perro, se lo puede considerar adulto a partir de los 6 años.

Si su perro está creciendo allí en años, programe un examen de mascotas senior con su veterinario para analizar qué síntomas constituyen cambios normales del envejecimiento y cuáles son motivo de preocupación. Él o ella también pueden ayudarlo a elegir una dieta para personas mayores de alta calidad y determinar la ingesta de calorías saludables para su perro en particular.

8. Delicadeza

1676250781 107 8 razones por las que tu perro puede no estar

Por último, pero no menos importante, algunos perros realmente son ¡quisquilloso! Los hábitos alimenticios quisquillosos a menudo se remontan al propietario. Si le proporciona deliciosas sobras de la mesa cada vez que su perro levanta la nariz ante su croqueta, ¡puede estar seguro de que aprenderá a esperar las cosas buenas!

Sin embargo, algunos perros tienen una razón médica legítima para ser quisquillosos. Es posible que padezcan una alergia alimentaria o una afección digestiva dolorosa y hayan aprendido a asociar el comer con sus síntomas.

En caso de duda, busque atención veterinaria. ¡Nunca puedes ser demasiado cauteloso cuando se trata de la salud de tu amigo peludo!

Deja un comentario