Bodeguero Andaluz – Temperamento, características, comportamiento, origen

El ratonero bodeguero andaluz es una raza de perro de origen completamente español, en concreto de Andalucía y más específicamente de Cádiz. Se crio inicialmente como perro de caza, para eliminar a los ratones que proliferaban en las bodegas de la zona de Jerez. Esta habilidad para cazar ratones y sacarlos de las barricas fue lo que hizo que tomara su nombre real, aunque no siempre se utiliza completa, siendo lo más habitual encontrar el nombre como bodeguero andaluz.

La raza tiene una larga historia y recorrido, y aunque ya ha sido reconocida por la Real Sociedad Canina de España y el Ministerio de Agricultura, no cuenta de momento con el reconocimiento de la Federación Cinológica Internacional.

El origen de la raza aparece en los primeros perros que los comerciantes vitivinícolas ingleses trajeron a la zona del Marco de Jerez. Estos animales eran tipo terriers, y llegaron para asentarse con dichos comerciantes alrededor de los siglos XVIII y XIX. Posteriormente, se cruzaron con los perros autóctonos de la zona, aquellos que se encontrarán como perros de caza de ratones y ratas en las bodegas y en las cuadras.

Las características mezcladas de ambos tipos dieron lugar a perros capacitados para la caza, además de ágiles y rápidos como los terriers. Una vez conseguidas estas características, se fueron perfeccionando por medio de la cría selectiva, llegando a conseguir un perro ideal para desempeñar su trabajo. Se buscaron además los ejemplares de color blanco principalmente, porque de esta forma resultaron más fáciles de distinguir cuando se internaban en las zonas oscuras a cazar.

Con el tiempo, la necesidad de disponer de perros de caza de roedores desapareció, pero las características como animal de compañía del bodeguero andaluz hicieron que se volviera muy popular como mascota. Actualmente, se mantiene como mascota especialmente en su lugar de origen, aunque no es común verlo en otros países.

Todo sobre el Ratonero Bodeguero Andaluz

Son muchas las razas de perros bodegueros o variantes que se pueden encontrar, pero entre todas ellas destaca sin duda la raza de perro bodeguero andaluz. Esto es debido a que esta variedad tiene unas particularidades que otras no tienen. Destaca en el perro bodeguero andaluz un carácter muy atractivo, y unas capacidades físicas que en sus orígenes cumplieron funciones específicas muy útiles para los seres humanos. Si quieres conocerlo todo sobre el ratonero bodeguero andaluz, estás en el lugar adecuado.

Características del Bodeguero Andaluz

El bodeguero andaluz es un perro de tamaño pequeño, muy ágil y atlético, por lo general delgado y musculoso. Muestra una cabeza en forma triangular y un cráneo que se aplana en alguna zona, además de unos ojos negros y profundos. Posee unas patas largas y fuertes y lomo proporcionado, no demasiado largo, y una cola muy corta que apenas sobresale del cuerpo.

La clave de este perro es que se trata de un atleta, capacitado para cualquier ejercicio que implique correr o saltar, y siempre estará dispuesto a perseguir una presa. Tiene un instinto de caza muy marcado, y se frustrará si no consigue dar salida a toda esa energía.

Posee un olfato muy destacable, que capta rastros de otros animales a mucha distancia, aunque no estén frescos. También tiene una vista capacitada para encontrar su presa y que no tenga escapatoria. Como en la actualización no todos los ejemplares tienen la posibilidad de salir a correr y cazar, es posible estimular al animal mediante otras actividades que impliquen un gran esfuerzo físico y atención, como las pruebas de Agility, donde el bodeguero siempre consigue grandes resultados.

Tamaño del Bodeguero Andaluz

Aunque en ocasiones se nombra como raza de tamaño medio, el bodeguero es más bien pequeño en cuanto a su tamaño. Nunca excede los cuarenta centímetros de altura, y suele pesar en torno a 5 o 7 kilos. Ese peso, bien distribuido por todo su cuerpo, es lo que le permite ser tan ágil, rápido y efectivo a la hora de cazar a todo tipo de animales pequeños. Originalmente, se cortó la cola de estos perros con la intención de que resultaron más eficaces en su trabajo, característica que no influye para nada en ello, y práctica que en la actualidad está completamente prohibida. Se puede afirmar que el bodeguero andaluz tiene un tamaño perfecto tanto para ser perro casero como para cazar pequeños animales en las casas de campo o en las granjas.

Pelaje del Bodeguero Andaluz

Esta raza tiene un pelaje muy característico y común para la mayoría de los ejemplares. El pelo es muy corto y duro, áspero al tacto. Suele aparece de color blanco en casi todo el cuerpo, aunque destaca una coloración diferente en la cabeza y en el hocico, donde muestra marcas faciales en forma de máscara que por lo general serán negras o de color fuego.

Comportamiento del Bodeguero Andaluz

El personaje del bodeguero andaluz es inmejorable en todos los aspectos. Es muy inteligente y dócil, y siempre está dispuesto a complacer a su familia siguiendo sus órdenes. Le encanta jugar, es muy activo, divertido y sociable, y crea fantásticas relaciones tanto con los niños como con los adultos.

Se trata de un animal atento y cariñoso, fácil de tratar, que además suele llevarse bien con todo el mundo. Es un poco hiperactivo, lo que se soluciona con grandes dosis de ejercicio y variedad de actividades. Se lleva bien con otras mascotas y otros perros, aunque siempre se aconseja realizar una socialización adecuada con el cachorro. Puede ser un poco cabezota, algo que se evitará a base de una buena educación desde el principio. El perro ratonero bodeguero andaluz tiene un carácter que podría recordar fácilmente al de las personas autóctonas de la tierra, razón por la que es fácil de entender en su lugar de origen.

Es un gran perro de compañía, se adapta a vivir en lugares pequeños y sabe comportarse en casa, siempre y cuando tenga la posibilidad de ejercitarse para cubrir sus necesidades. Son muchas las virtudes de este animal y muy pocas las desventajas, así que se recomienda para cualquier persona que quiera una mascota fiel y siempre dispuesta a darle cariño.

Principales enfermedades del Bodeguero Andaluz

A pesar de su tamaño y apariencia, el bodeguero andaluz es un perro con una gran fortaleza física, y muy saludable, que en raras ocasiones enferma. No es probable a ninguna enfermedad, ni siquiera por genética, así que mantener algunos hábitos saludables será la clave para disfrutar de un compañero sano durante muchos años. No en vano, la esperanza de vida media de un ejemplar de esta raza tiende a superar los 15 años, encontrándose por encima de otras razas de características similares.

Cuidados básicos del Bodeguero Andaluz

El ejercicio, la alimentación y los cuidados básicos son la diferencia entre un ejemplo muy longevo y otro que vea su salud deteriorada en pocos años. El estilo de vida es la clave para que el bodeguero andaluz mantenga su salud en perfectas condiciones, y no requiera más cuidados adicionales que cualquier otra raza canina.

salud

No olvide acudir al veterinario con frecuencia para cumplir con el calendario de vacunaciones y desparasitaciones del animal. Además, será recomendable acudir en caso de notar algún comportamiento extraño en el perro, puesto que puede ser indicativo de que algo no va bien en su salud.

Cepillados

El pelo del bodeguero condiciona un cepillado semanal para estar en perfectas condiciones. No es una raza que suelte demasiado pelo, y tampoco se ensucia con facilidad, así que no es necesaria mayor frecuencia en los cepillados. Es aconsejable utilizar un cepillo suave o un guante, porque de otra forma podría dañarse debido a la exposición de la piel.

Baños

Como tampoco en el caso anterior, los baños serán necesarios con mucha frecuencia. Un baño cada par de meses será suficiente mientras no se ensucie por alguna circunstancia especial. Utiliza siempre un champú específico para perros, porque solo así podrás proteger su piel de cualquier afección.

alimentacion

Aunque no tiene tendencia a engordar, para que tu bodeguero esté ágil y fuerte debes ofrecer una alimentación de calidad y en su justa medida. Evita darle premios con calorías vacías y apuesta por un alimento equilibrado que le aporte toda la energía que necesita para correr y saltar.

ejercicio

Este animal requiere mucha actividad, y de varios tipos para no aburrirse. Los paseos diarios serán necesarios, pero no suficientes para eliminar toda su energía. El bodeguero necesita correr y perseguir presas, y si no tiene la oportunidad de hacerlo se verá frustrado. Como opción, puede llevarse a hacer Agility oa pruebas de obediencia, donde quedará siempre en lo más alto de las clasificaciones.

educacion

Este perro es extremadamente inteligente, y esa inteligencia le permite aprender cualquier orden rápidamente, pero también implica que será capaz de tomar sus propias decisiones. Por eso, hay que poner todo el esfuerzo en su educación desde cachorro, y así poder disfrutar de un animal sano y equilibrado en todos los sentidos.

Curiosidades del Bodeguero Andaluz

  • Aunque no está reconocido como raza a nivel internacional, cuenta con la aprobación del Kennel Club de Finlandia, país que permite al bodeguero andaluz participar en los eventos organizados por dicho club.
  • La raza está reconocida en España como un terrier de tala grande y media, aunque su estándar no está definido al no estar inscrito a nivel internacional.
  • La mayor presencia de este animal se encuentra en la zona de Andalucía, donde tuvo su origen, pero no es demasiado popular como mascota en otras regiones ni en otros países.
  • Los resultados cosechados en todas las pruebas en las que participa son la muestra de que es una de las razas más inteligentes del mundo.
  • Existen otras líneas de perro ratonero bodeguero distribuidas por la península, todas de características muy similares, pero con algunas diferencias en cuanto a tamaño y físico. Destaca en este punto el ratonero valenciano y otros ratoneros mediterráneos, con tantas variedades que no es posible hacer una clasificación completa.

El bodeguero andaluz es único en comportamiento y características. Aunque no es tan sencillo encontrar un criador profesional y especializado en la raza, es lo más adecuado si quieres compartir tu vida con un ejemplar de bodeguero andaluz. No acudas a particulares ni a tiendas de mascotas que no puedan ofrecerte garantías sobre la salud del cachorro ni tampoco sobre su procedencia.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario