Elegir el mejor seguro para mascotas para tu perro

Cada mascota tiene un papel diferente en cada hogar. Algunos sirven como perros guardianes, mientras que otros están disfrazados y están bien mimados, pero cualquiera que sea el papel que desempeñen, los perros son compañeros de casa muy útiles y agradables. Un buen dueño debe saber mejor que ignorar el bienestar de su perro.

Hoy en día, existen varias pólizas de seguro para mascotas que puedes comprar. Sin embargo, al igual que para nosotros los humanos, existen circunstancias considerables que hacen que un plan de seguro sea mejor que otro. Aquí hay algunas cosas que puede considerar al elegir un plan de seguro para su mascota:

1) Las preocupaciones financieras siempre son un buen punto de partida. En primer lugar, considere su presupuesto para su mascota. Por ejemplo, ¿cuánto ha estado gastando en sus visitas regulares al veterinario? ¿Tiene dinero reservado para su amigo si le ocurre una enfermedad repentina o un accidente?

Hay planes de seguro específicos para todas sus necesidades financieras. Pocos planes pueden cubrir el 100 % de sus gastos; sin embargo, existen planes que pueden ofrecerle descuentos o reembolsos por cada visita al veterinario y similares.

2) Otra consideración debe ser el historial médico de su mascota. Hay planes que no cubren enfermedades preexistentes por lo que debe asegurarse de familiarizarse con los términos de un plan de seguro antes de comprarlo. Debe asegurarse de que el plan cubra todas las necesidades médicas de su mascota, o la mayoría, para que pueda estar seguro del bienestar de su amigo.

3) Tercero, considere la raza de su perro. Hay planes exclusivos específicos de raza. Por lo general, se trata de razas que tienen enfermedades genéticas o relacionadas con la raza, o perros de trabajo que son más propensos a enfermedades relacionadas con la edad, como la artritis. Aunque es simplemente inhumano cómo las personas han creado tal discriminación contra razas de perros inocentes, debes aceptar que esto es una realidad. Averigüe si su perro es parte de esta lista y haga todo lo posible para encontrar un plan que no lo excluya.

4) Considere los factores externos, como los hábitos comunes de su perro, como morder y tragar objetos extraños. Si su perro tiene este tipo de gestos, asegúrese de que la póliza también cubra el medicamento cuando suceda algo malo. Algunos planes también cubren subsidios para otros eventos repentinos o no deseados, como que su perro ataque a otras personas, o para alojamiento y comida cuando necesita estar en otro lugar y no puede traer a su perro, como el hospital.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario