es mejor para un gato otro gato o un perro

Si piensas en adoptar un gato y ahora tienes un perro en el hogar, es primordial que te reportes bien sobre de qué forma realizar adecuadamente las muestras. El primer acercamiento puede marcar la relación entre ellos más adelante.

Además de esto, precisarás comprender ciertas reglas básicas a fin de que cada uno de ellos se sienta cómodo en el hogar sin incordiar al otro.

Precaución con los juegos

Gatos y perros saben de qué manera jugar, y comunmente tienen un concepto aproximadamente clara de qué realizar a fin de que el juego no sea arriesgado ni amenazante. Pero si vas a poner un gato de novedosas en el hogar, deberás estar muy pendiente de de qué manera comienzan a divertirse.

No, esto no quiere decir que debas estar metiendo en sus juegos, sino deberás controlar si el juego se marcha volviendo en una riña que logre derivar en algo que no deseas.

Los primeros días…

Sostendremos a nuestros animales en habitaciones separadas. Es recomendable que tu gato comience a amoldarse solo a una habitación y que se acostumbre al fragancia de tu perro despacio. Un pequeño truco a fin de que se vayan conociendo es empapar el fragancia de tu perro en tus manos y darlas a olfatear al gato a fin de que lo huela mucho más intensamente. Puedes realizar lo mismo del revés, tras ofrecer un mimo a tu pequeño felino, puedes aproximarte después a tu perro a fin de que vaya reconociendo el fragancia.

Por este instante es esencial que te asegures que tu gato ahora está como “pez en el agua” en su nuevo hogar, ha de estar confiado y seguro. Te vas a dar cuenta de esto por el hecho de que comenzará a tener interés en continuar explorando el resto de la vivienda, ahora va a ir por la habitación de forma segura y va a sentir curiosidad toda vez que abras la puerta.

protocolo de adaptación entre gatos o de qué forma ingresar un nuevo gato en el hogar

Exponemos ahora el protocolo de adaptación entre gatos, si se cumple es bien difícil que el éxito no esté asegurado. Este protocolo debe respetarse tanto si el gato que contamos ha convivido con otro/les gato/s tal y como si no lo hizo jamás, puesto que si bien es verdad que le va a costar menos admitirlo si tiene experiencia anterior, el nuevo gato no ya no es un «irreconocible»:

1º)- Se prepara una habitación donde va a estar encerrado el gato nuevo antes de su llegada, con lo que por lo menos un día antes de su llegado el gato de la vivienda se haya habituado a que esta habitación está clausurada y él no puede ingresar. Se pone en la habitación, por lo menos unas horas antes de la llegada del nuevo gato, un difusor de feliway. Además se pondrá otro feliway en el resto de la vivienda asimismo con cuando menos unas horas de antelación.

Deja un comentario