es necesario enseñar a cuando dormir a un perro

No existe duda, son enormes enseñanzas, y sucede que hoy día no está de tendencia ni lo uno ni lo otro. ¿Qué triste no? Lealtad, amor, sinceridad, son enormes expresiones que nos cuesta llevarlas a cabo y que solucionamos con algo de mala conciencia, con algo de remordimiento que pasa veloz. Da cariño, y recibelo, abraza y saluda a la multitud con alegría. Da igual que tengan un mal día, lo esencial es que sepan que cuentan conmigo y que siempre y en todo momento vas a estar a su lado.

Un perro no se preocupa con lo que pasó ni con lo que debe de venir. Es simple, vive el presente por el hecho de que lo que tu vida va a ser más adelante está relacionado con lo que haces en este preciso momento. Un perro duerme en el momento en que debe reposar… Conque en el momento en que poseas sueño, duerme, en el momento en que poseas apetito, come y además de esto hagas lo que hagas lo gusto, estoy segura de que vas a ser mucho más feliz.

PAUTAS PARA ACOSTUMAR A UN PERRO A DORMIR EN LA CASITA

Acostumbrar a un perro a reposar en la casa es algo que debemos realizar desde el instante en que llegue a casa. Solo de este modo lograremos que comprenda que es una pauta mucho más de la convivencia. Y solo de esta manera, reposar fuera de casa no va a suponer un inconveniente en un largo plazo. Es esencial comprender que lo que marcamos como regla de la vivienda ha de ser consensuado entre todos y cada uno de los pobladores. Si unos están en pos de que el perro duerma dentro y otros en contra, va a haber que localizar un punto en concordancia. Y no solo por el bien familiar. Asimismo pues nuestro perro no entenderá por qué razón están los que sí le dejan reposar en casa y los que no.

Si bien haya opositores de acostumbrar a un perro a reposar en la vivienda, muchos son los etólogos que afirman que tiene esenciales virtudes para él. Por una parte, fortalece la relación entre el perro y los dueños en tanto que el primero acostumbra cumplirse unas reglas.

perro

Por otra parte, viajar con un perro habituado a una casa resulta mucho más simple. La razón: los transportines no les resultan espacios tan hostiles como a otros perros.

¿De qué forma educar a un perro a reposar en su cama?

En este momento viene la parte entretenida: ¿de qué forma instruir a un perro a reposar en su cama? Si bien el trámite se semeja bastante, me agradaría distinguir entre esos perros a los que debe enseñarse a cambiar un hábito ahora conseguido y esos que no.

Lo primero y más esencial es que todos y cada uno de los integrantes de la familia tengan claro que el perro NO debe subirse a la cama. La rigidez en las reglas es, exactamente, la regla básica. Aparte de esto, es requisito:

Pros

  • Menos posibilidades de desarrollar ansiedad por separación.
  • Es menos posible que se asuste por las luces o ruidos de los turismos que pasan o las tormentas eléctricas.
  • Mucho más protección contra el frío.
  • Vinculación con nuestra mascota.
  • Opciones de que tu perro perturbe tu sueño.
  • Tu amigo peludo podría caer de la cama y hacerse daño.
  • Tu perro podría llevar anomalías de la salud zoonóticas/parásitos en el dormitorio.

Un hogar en tranquilidad

Un ámbito relajado es requisito para la relajación de nuestra mascota antes de irse a la cama. En la mayoría de los casos, al mundo entero nos atrae llegar a casa y respirar paz.

Algo que puede aliviar a tu cachorro es tener algún juguete, toalla, manta o almohada que haya estado usando antes de mudarse al nuevo hogar. El fragancia le va a ayudar a bajar el agobio y sentirse confortable con algún objeto que le resulte familiar.

Deja un comentario