es necesario vacunar a los perros de la rabia

Por consiguiente, los últimos casos que se han registrado de íra en España fueron producidos por la entrada de perros que se infectaron en África u otros países del Este de Europa y que enseñaron signos tradicionales de esta patología como agresividad y serios problemas neurológicos.

Más allá de ser una patología grave, y que la vacuna inventada por Louis Pasteur fuera de implantación obligatoria en España, la poca casuística en humanos provoca que la vacunación sistemática no sea obligatoria. No obstante, ya que la manera mucho más habitual de contagio es a través de el bocado de perros inficionados, en la mayor parte de comunidades autónomas de España es obligación vacunar a los perros dada esta infección. Las salvedades son Cataluña, País Vasco, Galicia y Asturias, siendo esta última la provincia donde menos se vacuna a los animales dada esta patología. En 2015 solo el 11,4% de los perros asturianos estaban protegidos en frente de la íra. Esto piensa un riesgo para el resto de comunidades en las que sí se vacuna a los animales sistemáticamente, con lo que es una situación que critican a los veterinarios.

Relevancia de la íra

  • La íra es una zoonosis, o sea, una patología que se puede trasmitir de los animales a la gente.
  • El 99% de los contagios a personas se generan por la mordedura de un perro.
  • Cuando se muestran los síntomas es una patología mortal tanto en personas como en animales.
  • El 40% de la gente mordidas por un animal sospechoso de sufrir íra son pequeños inferiores de 15 años.
  • 60.000 personas mueren por año de íra, o sea, un individuo cada 9 minutos.
  • España es un país de peligro por el tránsito de animales desde el norte de África y por el comercio ilegal desde países del este de Europa.
  1. El 95% de las situaciones de íra humana suceden por contacto con un perro. Por consiguiente, la prevención de la patología en humanos recae sobre una vacunación eficaz de la población animal susceptible: perros primordialmente, gatos y hurones.
  2. La íra se considera como una patología reemergente en todo el mundo gracias a la aparición de novedosas variaciones del virus que acrecientan el número de reservorios. En España, una de estas variaciones (European Bat Lyssavirus I), está circulando en murceguillos insectívoros. Estas novedosas variaciones tienen la posibilidad de transmitirse y generar cuadros de íra tanto en nuestros animales de compañía como en humanos dando rincón a cuadros indistinguibles clínicamente de lo producido por el virus rábico tradicional. Esto causa que los sacrificios por eliminar o remover la infección en animales familiares se hayan difícil de manera esencial y la vacunación de las mascotas consigue aún mayor relevancia.
  3. En España se muestran ocasionalmente casos de íra localizados en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. La cercanía geográfica con el norte de Marruecos, país con íra endémica, adjuntado con el movimiento de animales no vacunados que contactan con perros de esas zonas, comentan la aparición de estas situaciones. Dada esta situación, la Organización Mundial de la Salud aconsejó el 25 de julio de 1996, que España no dejase de vacunar a los perros y gatos bajo concepto alguno.
  4. La entrada y/o comercio en este país de animales inferiores de 3 meses sin vacunar, que proceden de países UE y terceros con íra endémica, forma un peligro sanitario en relación a la íra.
  5. No se debe olvidar jamás el carácter zoonósico de la íra, que es ineludiblemente mortal para los humanos. Esto solo justifica la app de un programa integral de supervisión de los animales, tal como un riguroso protocolo racional de vacunación: Sanidad Animal al servicio de la Salud Pública. La vacunación es el procedimiento mucho más eficiente y seguro para resguardar de la íra a los animales ahora la gente que conviven con ella. Está probado que la vacunación de estos animales evita la circulación del virus en las ciudades.
  6. A fin de que una población quede cuidada en frente de la íra, cuando menos el 70% de la población canina ha de estar a la perfección vacunada. Como ahora se demostró con muchas otras patologías virales, los virus desconocen fronteras.
  7. Los países, como España, que dejan de vacunar en ciertas áreas geográficas corren el peligro de reducir de manera significativa ese porcentaje de protección colectiva. Lograr un porcentaje de inmunización menor del 70% no es solo un peligro para la red social autónoma que escoge no vacunar, sino esto influye en la inmunidad de colectivo del resto del país. Por consiguiente, no solo se vacuna para la protección de la red social particularmente sino más bien para la protección de todo el territorio nacional. La vacunación de íra “habría de ser obligatoria” en todo el territorio nacional, con un protocolo de vacunación traje en todo el país.
  8. Varios trabajos científicos citan periodos de inmunidad en frente de íra que fluctúan entre pocos meses a mucho más de 5 años de persistencia de anticuerpos neutralizantes en prominente título en varios animales vacunados. No obstante, la duración de la inmunidad en el animal va a depender de múltiples causantes particulares, entre aquéllos que tenemos la posibilidad de destacar: (i) edad, sexo y raza; (ii) anomalías de la salud de base; (iii) administración de medicamentos inmunosupresores; (iv) malnutrición; (v) agobio. Además de esto, hay publicaciones en las que se prueban que las etnias pequeñas muestran unos escenarios de seroconversión mayores y mejores que las etnias enormes, produciéndose en estas últimas, errores de seroconversión entre el 11% y el 23%. En España, ciertos estudios completados en varias comunidades autónomas reflejan porcentajes de fallo aún mayores en la contestación a la vacunación de íra.
  9. Si bien la mayor parte de vacunas antirábicas afirman una inmunidad de 2 o 3 años, en la mayoría de los casos las vacunas de íra no llegan al cien% de esta protección, con lo que una parte de la población canina puede quedar relativamente expuesta. Múltiples estudios completados en Reino Unido, Francia y España demostraron la alta variabilidad de respuestas en frente de la vacuna en los animales. Por consiguiente, se sugiere la práctica sistemática de la revacunación de forma anual en tanto que desde un criterio sanitario es la opción mucho más indicada y aconsejable.
  10. La vacunación es un acto clínico donde el veterinario es quien debe elegir qué protocolo es el más destacable, en dependencia de las condiciones clínicas del animal y epidemiológicas de la región. Esto quiere decir que la prescripción de una vacunación de forma anual debe predominar frente a la indicación de vacunación trianual o bianual indicada en el prospecto del producto. Esta resolución recae de forma directa sobre el veterinario responsable de ese animal.

Vacuna de la íra para perros: ¿cada cuánto tiempo? ¿Es segura? ¿Cuánto cuesta?

Como siempre y cuando contamos inquietudes sobre cualquier aspecto relacionado con la salud de nuestro perro, lo aconsejable es asistir a nuestro veterinario de seguridad, que va a ser quien mejor va a poder contestar a todas y cada una nuestras cuestiones.

¿Por qué razón te mencionamos esto? Es verdad que la primera cosa que deberás plantearte, como te hemos explicado líneas arriba, es si la vacuna de la íra es obligatoria en la red social autónoma donde resides. Pero es que, aun si bien en tu red social no sea obligatoria, puede ser aconsejable administrarle la vacuna a tu perro de cualquier manera si vives en alguna región donde se haya podido generar algún caso apartado de íra, o si tu perro es, por peculiaridades, singularmente vulnerable. Asimismo va a depender de cuáles sean tus hábitos y del género de trabajo que ejercite el perro. Y, como mencionamos, quien mejor va a poder aconsejarte sobre tu caso concreto es tu veterinario.

Symptoms of Rabies

An animal with rabies will espectáculo gradual parálisis over time. Estos álbumes son ajo o todos y cada uno de los followings fisical y behavioral symptoms:

  • Skittish and nervous demeanor
  • tixag_1g tixagb_12)

    Moquillo canino

    a la gente. Es requisito vacunar a los perros contra ella, en tanto que hablamos de la primera causa de muerte de perros por patología infecciosa.

    El virus del moco canino se libera mediante todas y cada una de las secreciones anatómicos. Se contagia en general por inhalación. Los mucho más propensos a contraerla son los perros chiquitos de entre 6 y 12 semanas de vida, puesto que en este periodo los anticuerpos de la madre reducen y por el momento no les resguardan lo bastante.

Deja un comentario