es normal que le salga leche a mi perra

El periodo de celo en las perras siempre y en todo momento resulta en la capacitación de múltiples óvulos con los que corresponden cuerpos lúteos. Estos elementos que se forman en los ovarios son los causantes de generar progesterona, la hormona que se requiere para sostener un embarazo habitual. Así sea que la perra quede o no preñada, quizás se crea progesterona en enormes proporciones. Lo habitual es que los cuerpos lúteos se vayan desgastando y la progesterona vaya reduciendo hasta ocultar y el útero y los ovarios se preparen para un nuevo período.

En las perras que padecen pseudo-preñez los escenarios de progesterona no reducen, cumplidos los un par de meses tras el celo, empieza a formarse prolactina, las mamas se ingurgitan y se cargan de leche preparándose para a un parto que no pasará. Es esencial recalcar que la falsa preñez no posee ninguna relación con un deseo de ser madre, como bastante gente creen. Es sencillamente un desequilibrio hormonal que no supone ni frustración ni depresión por la parte de la perra.

La relevancia de una aceptable nutrición a lo largo de la lactancia en la perra

El primer requisito a fin de que los perros chiquitos reciban una nutrición completa es que la madre esté bien alimentada.

Así, desde la clínica veterinaria le pautamos la cantidad, calidad, tipo y continuidad de las porciones a proveer a su perra, que tienen la posibilidad de llegar a 4 o cinco comidas cotidianas.

Régimen con metoclopramida

La Metoclopramida, es la medicación mejor estudiada y mucho más generalmente usada en USA para inducir o acrecentar la lactancia. Fomenta el amamantamiento en tanto que marcha como antagonista de la liberación de dopamina en el sistema inquieto central incrementando los escenarios de prolactina. Siendo un antiemético, se emplea frecuentemente para tratar el reflujo gastroesofágico a los lactantes. Más allá de que los escenarios encontrados en la leche de la mamá son mucho más superiores que los encontrados en los escenarios séricos maternos, no se pudieron advertir los escenarios séricos en los lactantes o estos escenarios estaban bajo los escenarios terapéuticos de perros chiquitos sin que presentasen resultados perjudiciales.

 La Metoclopramida semeja no cambiar la composición de la leche de la mamá de manera importante. Varios estudios han señalado su efectividad en la inducción y incremento de la producción de leche. La Metoclopramida es transferida a la leche, pero la investigación no ha señalado resultados consecutivos en los lactantes cuyas mamás consumían este fármaco.

Causas de que una perra tenga secreción de leche

Hay diversas razones que podrían ocasionar un desbalance hormonal a los perros y favorecer la secreción de leche. Entre las más frecuentes están:

  • Cópula sin fertilización (montes sin éxito): la monta no garantiza que se genere el embarazo. No obstante, el cuerpo de la hembra podría advertir la cópula como una señal de gestación y comenzar a generar la leche por fallo.
  • Período de celo: la mayor parte de las situaciones un fácil desbalance en la regulación hormonal del celo podría ocasionar el embarazo psicológico.
  • Tratamientos hormonales: si bien tiende a ser un tanto extraño, la prolactina podría elevarse de manera secundaria a los tratamientos hormonales de determinadas nosologías.
  • Neoplasias: ciertos tumores tienen la posibilidad de perjudicar al sistema endocrino y favorecer la producción de hormonas de manera errada. Consecuentemente, se muestran inconvenientes como la secreción de leche si bien la perra no esté embarazada.

¿Cuáles son los síntomas del embarazo psicológico en perras?

Los síntomas mucho más comunes son los próximos:

  • Frecuenta acondicionar los espacios para la visible llegada de las crías.
  • No menstrua.
  • Se oculta de prácticamente cualquier cosa que la perra logre estimar amenazadora.
  • Nervios permanentes, siendo esta la razón por la cual frecuenta ocultarse con sencillez.
  • Abdomen ampliado.
  • Las mamas tienden a medrar, si bien no es en todos y cada uno de los casos.
  • Segrega leche.
  • Irritabilidad.
  • Disminución de la actividad.
  • Anorexia o pérdida del apetito.
  • En ciertos casos muestran ganancia de peso.
  • Cambios en el accionar.
  • Fluído vaginal.
  • Gemets y llanto incesante.
  • Instinto maternal desmedido, acostumbran a adoptar un elemento tal y como si fuera su hijo y resguardarlo de manera exagerada.

Deja un comentario