es normal que los perros no coman con el.calor

Llegan los días de frío y nuestros animales, como cualquier ser vivo, aprecian los cambios de temperatura y tienen que amoldarse a ellos. La enorme pregunta que nos hacemos los compañeros humanos es: ¿debemos cambiar su rutina de nutrición?

Los perros, por norma establecida, deberán acrecentar algunos nutrientes a lo largo del invierno, puesto que precisan este agregado de energía para producir calor y subsistir a las temperaturas bajas. Es mucho más, quizá observes un incremento de apetito en ellos, especialmente si lo comparas con lo que tienen en verano; las elevadas temperaturas acostumbran a amodorrar a nuestros animales de compañía y quitarles el apetito insaciable, al paso que las bajas temperaturas comunmente acarrean mucho más ganas de comer. No obstante, no es requisito confundir calidad con cantidad. En ocasiones, lo más conveniente es añadir calorías a la comida que comunmente se le da a nuestro perro, o entremezclarlo con alimentos ricos en aceites como el de pescado, que le va a ayudar a tener un pelaje fuerte y espeso para protegerse del frío. Pero antes de ponernos a mudar hábitos, debemos cuestionarnos lo activo que es nuestro animal de compañía.

Consejos a fin de que tu perro no deje de comer en verano

Para eludir que nuestro perro esté fatigado y enclenque vamos a deber controlar que coma, si no toda, cuando menos prácticamente toda la suya ración día tras día de alimentos. ¿Ciertos trucos para facilitarle la labor?

¿De qué forma puedo llevar a cabo a fin de que mi perro coma en verano?

A lo largo del verano o en instantes puntuales de multitud de calor, lo más conveniente es mudar las horas de la comida si coincide con las horas de sobra calor del día. En este periodo nuestra mascota solo deseará protegerse del calor y también hidratarse, con lo que te aconsejamos que centres su nutrición en la primera hora de la mañana y/o en la última hora de la tarde -siempre y en todo momento eludiendo el medio día-.

Otro consejo que se puede hacer para progresar el apetito es evaluar comida húmeda. Esta clase de alimento asiste para sostener los escenarios de agua en su organismo -esta comida tiene dentro entre el 60% y el 84% de agua- y le resultará mucho más apetitoso.

¿Precisan comer menos en verano?

Más allá de que esto es verdad, no es requisito achicar drásticamente la proporción de comida de nuestro peludo. No obstante, tenemos la posibilidad de procurar suplirlo con comidas mucho más ligeras y frescas. En nuestra sección de recetas hallará smoothies y helados que asistirán a sostener nuestros pilosos humedecidos y frescos.

Otra cosa que tenemos la posibilidad de tener en consideración es el horario de las comidas. seguramente no una comida abundante y pesada a media tarde no es lo que mucho más apetezca a nuestro perro. Conque una aceptable opción es mudar los horarios de comida. Trata de nutrirlos a lo largo de las horas mucho más frescas del día, próximamente por la mañana o tarde bien entrada la noche.

Darle fruta, otra forma de hidratarlo y dar fibra

Si bien a ciertos perros no es un bocado que les llame la atención, para otros la fruta puede ser una genuina comida. Una fantástica fuente de fibra, pero asimismo una asistencia para promover la tan precisa hidratación. Melón, sandía, pera y plátano tienen la posibilidad de ser mordiscos exquisitos para ellos con un aporte de agua y minerales demasiado atrayentes.

Pero precaución con las frutas. Para iniciar, pues antes de administrarlas es esencial entender si no pertenecen a la lista de alimentos prohibidos para perros. Por poner un ejemplo, si elegimos por ofrecerle manzana, vamos a deber remover siempre y en todo momento el corazón con las semillas. Y si hay una fruta terminantemente prohibida esta es la uva. Por más que les agraden, son demasiado tóxicas.

Deja un comentario