es normal que mi perra embarazada pierde el apetito

El periodo de celo en las perras siempre y en todo momento resulta en la capacitación de múltiples óvulos con los que corresponden cuerpos lúteos. Estos elementos que se forman en los ovarios son los causantes de generar progesterona, la hormona que se requiere para sostener un embarazo habitual. Así sea que la perra quede o no preñada, quizás se crea progesterona en enormes proporciones. Lo habitual es que los cuerpos lúteos se vayan desgastando y la progesterona vaya reduciendo hasta ocultar y el útero y los ovarios se preparen para un nuevo período.

En las perras que padecen pseudo-preñez los escenarios de progesterona no reducen, cumplidos los un par de meses tras el celo, empieza a formarse prolactina, las mamas se ingurgitan y se cargan de leche preparándose para a un parto que no pasará. Es esencial recalcar que la falsa preñez no posee ninguna relación con un deseo de ser madre, como bastante gente creen. Es sencillamente un desequilibrio hormonal que no supone ni frustración ni depresión por la parte de la perra.

Falta de apetito perra embarazada: lo que precisa entender

¿Por qué razón no come a la perra embarazada? (Fuente de la fotografía iStock)

De qué manera anticipé causas que llevan a la perra preñada a no comer o comer poco no son iguales, pero la más frecuente es la náusea. Desde las 3 semanas de embarazo, la perra empieza a sentir náuseas; esta sensación de estimar devolver transporta al animal a negar la comida.

Qué nutrición precisa a lo largo del embarazo

El género de nutrición que precisará la perra a lo largo de los 64 días que dure el embarazo va a ir cambiando según las pretensiones nutritivas requeridas en todos y cada etapa. Es esencial cambiar de manera correcta tanto el tipo como la proporción de comida a fin de que los perros chiquitos y la madre disfruten de buena salud a lo largo de todo el desarrollo de gestación.

Los veterinarios aconsejan que los primeros 42 días no se modifique la nutrición. Después, desde el último tercio del embarazo va a haber que aumentar las porciones y mudar el género de dieta para procurarle a nuestra perra alimentos con alto contenido calórico a fin de que disponga de la energía precisa, proteínas a fin de que el avance y peso de los perros chiquitos sea ​​el conveniente, ácidos grasos fundamentales para prosperar la visión, memoria y estudio de los pequeños, ácido fólico y minerales.

¿De qué manera lograr que tu perra embarazada vuelva a tener apetito?

Un truco que jamás falla es prestar a tu perra algo de carne cruda.

Si tu perra está rechazando el alimento procesado (bolas de pienso) sencillamente por el hecho de que no le gusta puedes realizar una prueba simple! ¿Da un huevo crudo o cocido, lo come? No le pasa nada, sencillamente deberás cambiar la dieta de tu perra.

Deja un comentario