es normal que mi perra vomite por el celo

Síntomas del vómito o la diarrea en perros por los que deberías alarmarte

Si tu mascota regresa a devolver y no comienza a sentirse mejor pasadas unas horas, no aguardes mucho más y llévala rápidamente al veterinario. Las sugerencias que te ofrecemos se usa para casos leves en el momento en que el perro ha comido algo indebido. Si supones que puede tratarse de un caso mucho más severo, lo destacado va a ser que lo revise un profesional.

Estos son ciertos síntomas que necesitan la atención instantánea de un veterinario:

¿Cuántas ocasiones ha vomitado tu perro?

Solo una. El vómito agudo ocasional empieza de manera inmediata y frecuenta tratarse de un hecho apartado. Por poner un ejemplo, la situacion del embalse de comida, o un resto que encontró en algún lado y no le ha sentado bien. En ocasiones, en ciertos perros con el estómago mucho más sensible, puede deberse a un cambio de dieta, sin más ni más. Como hemos dicho, si es de carácter suave y no va acompañado de otros síntomas, no posee mucho más trascendencia y se puede tratar en el hogar: ayuno controlado a lo largo de 24 h, humectar bien al perro con un suero o agua (precaución con las bebidas isotónicas azucaradas !) y iniciar con una nutrición despacio y baja en grasas hasta confirmarnos de que acepta bien el alimento. Antes de reintroducir el alimento seco, darlo mezclado con algún líquido hasta cerciorarse de que está completamente rehidratado.

Múltiples ocasiones en menos de seis horas. Si estos vómitos se repiten en el período de unas horas, puede ser el síntoma de otra cosa. En el momento en que nuestro perro tiene vómitos repetitivos, lo destacado es llevarlo al veterinario a fin de que valore su estado general, especialmente si los vómitos están acompañados de fiebre, mal o decaimiento. ¿Puede ser una obstrucción intestinal, torsión de estómago (singularmente en etnias enormes)

Vómito o regurgitación?

La primera cosa que debemos comprender es la diferencia entre el vómito y la regurgitación.

Regurgitación: es un desarrollo mucho más bien “pasivo”, esto es, supuestamente sin esfuerzo de contracción muscular. Otra forma de caracterizarlo es fijándonos en el instante que se genera y material que se expulsa. Tiende a ser inmediatamente después de comer, y se expulsa comida no digerida, agua y saliva, comunmente en forma cilíndrica, en tanto que el material regurgado es el alimento o la materia del esófago. Las causas más frecuentes de regurgitación son:

Tu cachorro comió algo indebido

Si tienes en el hogar un cachorro o un perro joven, las opciones de que se traga algo indebido son muy recurrentes. Ten en cuenta que una de las maneras que tiene tu obsequio de familiarizarse con el planeta, es roer cosas, el inconveniente es que no sabe cuándo detenerse.

En determinados casos, el objeto ingerido es imposible negar a través de el vómito y esto causará muchas afecciones a tu perro. Si supones que esta puede ser la causa, transporta a tu mascota al veterinario cuanto antes o pide una solicitud veterinaria a residencia.

Deja un comentario