es normal que una perra sangra despues del parto

En el momento en que la perra ha parido vienen a transcurrir unos días en los que el animal está en el llamado periodo de postparto. Justo después del parto es requisito lavar la vulva con agua no muy caliente y secarla realmente bien; después debemos adecentar bien el cajón del parto, sacar cualquier resto de placenta que haya quedado y mudar los diarios por otros limpios o por una sábana.

A lo largo de ciertas horas vigilaremos que la madre no intente atacar o negar a ninguno de los perros chiquitos. Esto tiende a suceder si alguno de ellos tiene un defecto físico, por consiguiente si es rechazado resulta conveniente que nuestro veterinario lo revise lo antes posible.

La paridora de los perros chiquitos y su madre

Es recomendable que dediquemos un tiempo a escoger el sitio conveniente para poner el cajón paridora o el “nido” de la madre antes del parto .

Habría de estar en un espacio relajado, confortable y sin corrientes de aire, donde no se vean molestados por el estruendos o luz desmesurados, y que no sea en un espacio de paso de la vivienda. La mayor parte de las perras son tolerantes con la existencia de su dueño cerca de los perros chiquitos, pero se tienen la posibilidad de poner muy inquietas y protectoras si toda la familia o amigos están cerca, y desean conocer o agarrar a sus pequeños. La reacción va a depender bastante del carácter y ambiente de cada hembra.

Leche en Polvo Maternizada para Perros chiquitos

¡Lo deseo!

La eclampsia o hipocalcemia puede suceder a lo largo de la preñez o hasta tres semanas tras el parto. Hay que a una carencia de calcio en la nutrición y es mucho más recurrente en perras de etnias toy (miniaturas).

perro

Los signos tienen dentro incomodidad, jadeo elevado, temblores, fiebre alta e inclusive se tienen la posibilidad de enseñar conmociones. Esta es una urgencia que necesita régimen médico inmediato y también internación para administrarle suero y calcio endovenoso. Sin el conveniente régimen, esta condición puede ser mortal.

Fiebre posparto:

Es muy normal que la madre tenga fiebre baja a lo largo de los un par de días tras el parto. No obstante deberás inquietarte si la fiebre es mayor a los 39ºC, o si por contra notas a tu perra hinchada o deprimida ya que todos estos tengan la posibilidad de ser signos de retención de ciertas placentas, o de una infección uterina consecuentemente de la desaparición de entre los perros chiquitos.

Es muy normal que la perra presente fluído vaginal tras el parto. La limpieza habitual del útero puede perdurar hasta 8 semanas. Esta descarga tiene un aspecto comunmente rojizo oxidado o aspecto cobrizo verdoso. Resulta verdaderamente alarmante en el momento en que la descarga se muestra con apariencia de pus o tiene un fragancia fuerte que pudiese ser un signo de retención de la placenta y/o infección del útero (metritis).

¿Cuáles son las causas que tu perra haya sangrado tras el celo mucho más recurrente?

Si descartas la oportunidad de que tu perra logre estar en celo y ves que ha sangrado tras este o tras un tiempo sin poseerlo (o sea que esté en etapa de reposo), es posible que estés en frente de una patología que habrá de ser tratada por un veterinario. Estas son las causas de que una perra sangre tras el celo mucho más usuales:

¿Qué ocurre si la perra ha parido y sangre tras el parto?

Deja un comentario