es obligatorio llevar al perro en trasportin en el coche

En este capítulo te vamos a hablar de los presuntos que se explicaron en la gaceta de la DGT donde se examinaba el accionar de todas las medidas de unión y los distintos sistemas de conexión para mascotas en el turismo. Lee pausadamente los próximos parágrafos para comprender de qué manera se desarrollan los probables niveles y conocer cuál es el mucho más perfecto para tu mascota.

  • Mascota suelta: aquí, el peor supuesto viable ubica al perro recambio sobre la bandeja posterior, justo tras el conductor. De esta manera, en el caso de colisión, la mascota va a salir disparada contra el reposacabezas del pelotón y los dos padecerían lesiones muy graves e inclusive fatales.
  • Arnés con un solo enganche: este género de unión para mascotas se engancha con el cinturón de seguridad del vehículo. En el caso de incidente, la hebilla del arnés se puede romper y el gato choca contra el respaldo del taburete. Esta colisión podría conllevar lesiones graves o, en el peor ámbito, fatales.
  • Arnés de 2 enganches: este procedimiento consigue eludir el movimiento de adelante, eludiendo la colisión contra el conduzco del vehículo. Es esencial que este sistema de unión cuente con un sistema de unión corto para eludir que el perro choque contra los asientos y ocupantes logren padecer lesiones de algún tipo.
  • Transportín sujeto con el cinturón: en este ámbito se rompe la parte de arriba del transportín, con lo que el perro padece lesiones muy enormes e inclusive los ocupantes del vehículo podrían aguantar esenciales cargas.
  • Transportín en el suelo del vehículo: perfecto para transportines pequeños en tanto que tienen poco margen de movimiento y, en el caso de colisión, solamente se desfigura. En un caso así, la mascota padece lesiones leves.
  • Transportín en el maletero: si hablamos de un perro grande, se puede poner el habitáculo en el malero (situación cruzada en la dirección de la marcha). En el caso de colisión, posiblemente los ocupantes ubicados en la parte posterior del vehículo se vean damnificados.
  • Reja divisoria sin transportín: con una red de perros puesta estratégicamente el animal puede desplazarse con independencia, sin ser una molestia para el conduzco. No obstante, en el caso de incidente las lesiones para la mascota tienen la posibilidad de ser graves e inclusive fatales. Lo destacado es conjuntar la reja con el transportín.

Si viajo con mi mascota, ¿la cubre mi seguro en el caso de incidente?

Ciertas empresas de seguros contemplan la cobertura de las mascotas que viajan contigo en la garantía de daños a terceros o daños propios, pero ciertas empresas de seguros proponen garantías destacables para mascotas; lo destacado es equiparar entre diferentes empresas aseguradoras.

perro

El seguro del turismo asimismo puede contemplar la mascota en el caso de incidente. Es obligación cumplir la normativa establecida por la DGT con en comparación con transporte de animales en el vehículo a fin de que el seguro tenga validez y se logren enseñar las debidas reclamaciones.

¿De qué manera llevar los perros al turismo según la normativa?

La Ley de Tráfico no establece de manera específica de qué manera tienen que viajar las mascotas en el vehículo. Lo que sí señala es la obligatoriedad del conductor de sostener su independencia de movimiento y el campo de visión bastante para estar atento a la vía. Y añade que, de ahí que, tanto él como el resto de usuarios, animales y elementos tienen que sostener la situación correcta a fin de que no haya interferencias entre el conductor y alguno de ellos.

Por consiguiente, lo que hay que procurar en todo instante es que el perro no intervenga con el conductor y con su campo de visión. ¿Pero de qué manera lograrlo?

Sanciones para llevar el perro suelto o mal atado

Así como señalábamos en el apartado previo, no tener precaución al viajar con mascotas en turismo supone asimismo arriesgarse a recibir una sanción o aun a perder puntos en el carnet.

Llevar al perro al vehículo mal sujeto o suelto piensa una multa de 80€. Llevarlo suelto en la región del conductor, o aun en el obsequio, piensa una multa de entre 200 y 500€.

¿De qué manera, dónde y cuál es mucho más seguro?

No obstante, cada modelo de sistema de retención puede prestar distintas maneras de anclaje y colocación. Esto no es algo baladí pues, como ahora hemos citado, los arnés de un solo enganche tienen la posibilidad de ser peligrosos. Van atados al cinturón de seguridad y en el caso de colisión la hebilla se puede romper ocasionando el encontronazo del perro contra el respaldo del taburete delantero. Además de esto, las correas que van enganchadas al collar del perro no consiguen retener al animal y causan estrangulamientos. Los arneses con 2 enganches, en cambio, evitan el movimiento y que la mascota impacte contra la espalda del conductor. Aconsejamos quienes tengan un sistema de unión corto para achicar su movilidad al límite.

De igual forma, el transportín sujeto al cinturón puede romper los puntos de unión o romper la caja, con lo que lo destacado es ponerlo en el suelo del vehículo. Esto solo sirve en el caso de llevar perros pequeños que encajen bien en ese orificio. En el caso de tamaños mayores, lo destacado es que vayan al maletero.

Deja un comentario