Hand Shy, Head Shy – 7 pasos para ayudar a su perro a superar este comportamiento

Muchos perros, la mayoría de las veces cachorros que no han sido manipulados por el criador, o animales que han sido abusados ​​o rescatados de refugios, se alejan de las manos. Esto es especialmente cierto en el caso de una mano que va hacia su cara o pasa por encima de su cabeza. Desafortunadamente, no pueden decirle qué experiencia negativa tuvieron con las manos humanas. Muchos perciben esta acción como una amenaza. Por lo general, alguna forma de abuso, falta de socialización o negligencia, es la causa de este comportamiento desgarrador. Nunca agarre a un perro con este problema de comportamiento. ¡Puede hacer que se vuelvan más aprensivos y/o posiblemente agresivos! Los perros temerosos pueden ser perros peligrosos. Se paciente. Puedes ayudarlos a superar este miedo y hacer una asociación positiva con tu mano.

Lo que puede hacer para ayudar a su perro a superar la timidez de las manos:

1. Cuando se acerque a su perro, acérquese lentamente y en un ligero ángulo. Al acercarse en ángulo, no parecerá tan grande y amenazante como si se acercara de frente. También puede ponerse en cuclillas o arrodillarse para no proyectar una amenaza.

2. Extienda la mano LENTAMENTE y acaricie a su perro debajo de la barbilla, manteniendo la mano a la vista. Evite los movimientos «espasmódicos» con los brazos. Hable suavemente y con calma. Felicítelo por permitirle tocarlo. Si lo aceptan, recompénsalos con una golosina.

3. Inscriba a su perro en clases de obediencia lo antes posible. Encuentre un entrenador local que practique métodos de refuerzo positivo y sin castigos. Trabaje en las correcciones verbales, un tono de voz tranquilo y un lenguaje corporal no amenazante, en lugar de las correcciones físicas.

4. Trabaje en recordar, para que no tenga que agarrarlo. Saludablemente, llame a su perro por su nombre y diga: «¡VEN!» Elógielo y recompénselo cuando acuda a usted. Frótalo debajo de la barbilla. Para algunos perros, ayuda si se pone en cuclillas o se arrodilla cuando los llama.

5. Practica el refuerzo positivo. Recompense a su perro con muchos elogios y acarícielo tranquilamente debajo de la barbilla. Refuerce su felicidad hablando en un tono de voz suave y tranquilo, para demostrarle que está satisfecho con su comportamiento.

6. Dale masajes a tu perro tan a menudo como puedas. Trabaja todo el cuerpo, pero concéntrate en la zona de la cabeza y el cuello. Habla suavemente con ellos durante el masaje. Cuanto más lo hagas, más confiados y relajados se volverán. A través de esta experiencia positiva, aprenderán a asociar tu mano como algo amoroso y bueno.

7. Informe a familiares y amigos de lo que está intentando hacer. Indíqueles la forma correcta de acercarse y acariciar a su perro. No dude en corregirlos de inmediato, si lo están haciendo incorrectamente.

Conclusión: su perro necesita hacer que la asociación de manos humanas no sea amenazante. Cuantas más manos cariñosas se asocien con una experiencia positiva que sienta tu perro, antes le darán la bienvenida. A medida que su perro se sienta más relajado con usted, su familia y amigos, comience a llevarlo a lugares donde haya nuevas personas para conocer. Explícales cuál es el problema en el que estás trabajando y pídeles que se acerquen a tu perro. Pueden comenzar simplemente dándole al perro una golosina o un juguete. A medida que su perro se sienta más cómodo aceptando golosinas o juguetes de extraños; Tranquilícese para que acaricie a su perro debajo de la barbilla, luego recompense al perro con una golosina o un juguete. De esta manera, su perro asociará las manos humanas con un toque cariñoso y gentil y otras cosas buenas. Sé paciente, tranquilo y constante. Con el tiempo, verás un perro más confiado que agradece el contacto humano.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario