me bajo las braguitas y el perro me monta

La dueña de este perro jugaba con él hasta el momento en que se percata de que al animal se le puso la poronga bien dura, el pobre va atormentado por tener sexo. Jamás le han juntado con ninguna perra de su raza y el pobre precisa sacar sus espermas para fecundar a alguna hembra. Como la perra del vecino no se encontraba en esos instantes, su dueña escoge entrenar zoofilia con él. Conque ella se baja los pantalones y las bragas y sujeta la poronga erecta de su perro y se la introduce en su coño peludo. El perro se desplaza y goza follado con la mujer hasta el momento en que acaba haciéndole una corrida interna a su dueña.

Fases del período estral en las perras

A) Proestro

B) Estro o celo

¿Cuándo se da el primer celo a las perras?

En el momento en que tienes una perra, tienes que comprender los distintos ciclos y procesos por los que va a pasar durante su historia. Uno es el celo. ¿Pero cuándo comienza? Comprender este apunte asiste para la mayor parte de familias a prepararse de una manera mucho más fácil para vivir ese instante. Evidentemente, cada ser es diferente y, de ahí que, es imposible comprender de manera precisa cuándo va a tener rincón. No obstante, hay algunos pasos que asisten a saber cuándo puede llegar a darse.

perro

  • Las perras de pequeño tamaño viven su primer celo entre sus primeros seis y 12 meses de vida.
  • En el caso de que la raza sea mediana o grande, entonces el celo se posterga un tanto mucho más. De esta manera, el celo se comenzaría entre los siete y trece primeros meses de vida.
  • Si la raza de tu perra es plus grande, entonces el celo podría retrasarse aun un par de años, si bien lo mucho más posible es que se comience desde el mes 16.

Precaución con la información relacionada de fuentes no fiables

Y por último aclararemos ciertos “bulls” propios de charla en el parque:

  • Es completamente falso que las perras precisen y tener cuando menos una camada en la vida. Nuestras mascotas van a ser de manera perfecta sanas sin ser cruzadas, no hay ningún inconveniente que jamás lo hagan. (Si sabe que no la cruzará aconsejamos la esterilización antes del segundo o tercer celo).
  • Esfalso que nuestra mascota deba ponerse obesas y la esterilizamos. Es cierto que puede perder algo de actividad y desplazarse menos, pero si se efectúa un control de la nutrición y del ejercicio períodico, no debe ponerse regordeta. Juega con ella, tírale la pelota mucho más ocasiones y mucho más lejos, habitúala a largos paseos…

Deja un comentario