me enfado con mi familia por insultar a mis perros

Los pequeños de 2 o 3 años detallan con frecuencia formas de proceder ególatras y violentas. El ejemplo más habitual es el habitual berrinche donde patajan, empujan, apalean, tiran elementos e inclusive dan patadas, empujones o mordeduras a quienes los cuidan. Aun, en ocasiones, llegan a golpearse a sí mismos.

Todas y cada una estas son reacciones normales frente a la frustración (a esa edad). Esto es, son formas de proceder previsibles por su edad y instante madurativo. Es frecuente que, al no hallar lo que desean, los pequeños pequeños se frustren, se enojan y ejerciten crueldad. De todos modos, no tienen verídica intención de dañar. Es sencillamente la contestación sensible de furia explosiva contra la persona que no les deja hallar lo que quieren.

Géneros de mamás y progenitores tóxicos: conoce a los primordiales

  • Progenitores confrontados

Sí, por el hecho de que es viable desafiar a tus hijos. Hay mamás que ven a sus hijas oponentes y hay progenitores que ridiculizan a sus hijos para sobresalir. Si tuviste hijos sin ser realmente siendo consciente de lo que hacías, posiblemente descargues tu frustración y que te niegues a proporcionarles cariño y entendimiento, al unísono que les culpas de todo lo malo que te pasa.

Hay 2 formas distinguidas de enfado en los sicópatas:

  • En el momento en que verdaderamente se enojan por el hecho de que se sienten insultados y/o arremetidos.

La causa por la cual se sienten arremetidos es mucho más complejo de argumentar puesto que hablamos de percepciones y no de hechos objetivos. Objetivamente el sujeto no hizo o dicho nada fuera de tono o sitio, y sucede que la agresión percibida por el psicópata no debe tener relación directa con hechos reales sino hablamos de su versión especial, de de qué forma ellos perciben o comprenden los hechos.

Falta de asertividad

Muy relacionado con los inconvenientes de comunicación, la carencia de asertividad piensa no entender expresar nuestras críticas y sentimientos de manera clara y sin faltar sobre esto. Varias personas tienen adversidades para expresar pensamientos malos como el conflicto o el desagradecido, bien por temor a la desaprobación o por temor al rechazo. No obstante, a otros, les resulta bien difícil expresar sentimientos positivos, por no verse merecedores de felicidad o exitación.

Estos déficits tienen la posibilidad de realizar bien difícil entender el estado sensible de la otra persona, y por consiguiente producir malentendidos: no entender si algo le ha sentado mal, no comprender si eso que he hecho le agrada a la mi pareja, etcétera.

Relaciones que usan la culpa

Son permanentes los reproches sobre hechos del pasado que semeja que regularmente tienes que enmendar. Realice lo que realice, jamás basta para eliminar el fallo que cometiste ahora hace un buen tiempo.

Además de esto, siempre y en todo momento tienes la culpa de sus discusiones y de su malestar.

Deja un comentario