me ha mordido mi perro debo ir a urgencias

La Dra. Silvana Acosta, Cirujano Plástico de nuestro Hospital, nos charla sobre las mordeduras de perros en pequeños, y sobre de qué forma accionar dada esta situación.

Cabe apuntar que las maneras de impedir esta clase de ocasiones están de manera directa similares con la tenencia responsable de mascotas; lo que incluye sostener cada día las vacunas de la mascota, en especial contra la íra, inmunización a efectuar desde los 4 meses de vida, una vez por año.

¿Cuál es la indemnización por el bocado de un perro?

Las sanciones administrativas por mordedura de perro están reguladas en la Ley 13/2002, de 23 de diciembre, de tenencia, protección y derechos de los animales, que en el producto 44 clasifica las infracciones en:

  • Leves: sanciones entre 60,1€ y 601,01€
  • Graves: sanciones entre 601,02€ y 3005,06€
  • Muy grave €

¿Y si nos muerde un perro que se ha perdido?

Se puede ofrecer el en el caso de que el bocado lo lleve a cabo un perro que no esté acompañado de su dueño, que se haya perdido o escapado de su casa, en un caso así, hay que comunicar a las fuerzas de seguridad a fin de que atrapen al animal, logren identificarlo y revisar su estado de salud y que esté al tanto de la vacunación. Si no identificamos al animal, no vamos a poder enseñar la demanda pertinente para pedir una indemnización.

Así, siempre y cuando padecemos un ataque de un perro pedimos asistencia sanitaria y policial para después ponernos a cargo de abogados especialistas que logren pedir una indemnización justa por los daños y perjuicios que nos haya provocado el animal.

Logra asesoría de un letrado especializado

No cabe duda de que las mordeduras de un perro tienen la posibilidad de ser fundamento de espanto, preocupación y desesperación. En el momento en que suceden, la persona herida no sabe precisamente de qué forma reaccionar ni qué llevar a cabo, en especial en el momento en que el perro que ha cometido un acto como este es la mascota de un familiar, de un amigo o de algún popular muy próximo. Pero no deberías ingresar en pavor si lamentablemente has sido víctima de los dientes de un perro. Aparte de tomar las medidas descritas previamente, es de escencial relevancia que te coloques en contacto con un letrado que tenga enorme experiencia en esta clase de casos. Alguno de nuestros expertos cumple a la perfección este requisito, con lo que te puede asistir, despejando tus inquietudes y realizando todo lo que es posible para hallar que seas compensado de manera justa. En verdad, conforme pasa el tiempo, las lesiones causadas por el bocado del perro no solo se tienen la posibilidad de regresar fatales (si no reciben régimen, como es natural), sino además de esto se vuelven mucho más costosas, lo que influye de manera negativa en las montes de indemnización. Aun existe la oportunidad de que precises inmediatamente enormes proporciones de dinero para la atención médica y por esa razón lo antes posible recibas asesoría de uno de nuestros abogados, bastante superior.

Hemos dicho que hay la oportunidad de contraer íra a través del bocado de un perro. De forma fácil se nos puede replicar que decir o sea alarmista, ya que la íra es una patología que prácticamente fué erradicada. No obstante, ciertos datos lanzados por el Centro para el Control y Prevención de Patologías nos dan la razón: anualmente, se reportan hasta 3 casos de íra en USA. Ciertos la contrajeron en el extranjero, pero otros la adquirieron exactamente por mordeduras de perros. Más allá de que es un número estadísticamente insignificante y también sin importancia, es bastante buena iniciativa ser precavido: si el perro que te atacó no es reconocido, es aconsejable que te pongan una sucesión de vacunas, introduciendo contra la íra. Y no solo las estadísticas apoyan nuestra afirmación, sino nuestra regulación de California asimismo lo realiza: establece que, si un perro ha mordido a un individuo por vez primera, el animal ha de ser recluido en cuarentena a lo largo de diez días. No cabe duda de que esta medida se aplica con el propósito de contrastar que el perro no tenga íra. Las leyes de California para estas situaciones son muy terminadas, pero exactamente de ahí que asimismo son algo complicadas: entre los niveles mucho más espinosos es aquel en el que el dueño del perro no era el que lo paseaba en ese instante, sino era una otra persona. Según las leyes de California, la compromiso recae sobre exactamente la misma persona. Nuevamente, hacemos la recomendación desde letrado contigo a fin de que te coloques en contacto con uno de nuestros abogados a fin de que logre conducir tu caso de manera eficaz y caritativa.

La relevancia de asistir al veterinario cuanto antes:

En todo caso, sea como sea el estado sanitario del otro perro, debemos asistir instantaneamente a un centro veterinario emergencias, así sea mucho más próximo o frecuente si en el instante está abierto. En ocasiones nos confiamos pues observamos un pequeño raspón, un fácil arañazo y decidimos no ir o aguardar pues observamos realmente bien a nuestro animal, si bien lo que no entendemos es que por la parte interior nuestra mascota tiene la posibilidad de tener múltiples lesiones profundas y que se inficionan con enorme sencillez, ya que la boca de los perros, exactamente la misma la de los gatos, es una esencial fuente de infecciones. Por esta razón no debemos aguardar al día después o ver la evolución, en tanto que puede ser bastante tarde en el momento en que decidimos ponerle solución.

En el momento en que un animal llega a la clínica u hospital veterinario, la primera cosa que se hace es una evaluación del estado físico general del animal, esto es, apreciar si está permanente o no, de ahí que es requisito ver si el animal está alarma, que no respire con contrariedad, nos fijaremos en el tono de las mucosas (unas mucosas pálidas van a poder señalar un sangrado activo y que el animal viene en choque), la temperatura (bajísima puede señalar sangrado, elevada puede señalar que muestra fiebre o es posible que el animal venga muy excitado), se ausculta por advertir alguna arritmia o soplo cardiaco y se procede a ver las lesiones que muestra detalladamente.

Deja un comentario