por que a los perros grandes los tenían atados

La Ertzaintza abre diligencias contra 2 hombres por maltratar a seis perros de caza en una finca rural de Urizaharra (Álava)

La Ertzaintza ha abierto diligencias en calidad de investigados 2 dueños de seis perros en la ciudad alavesa de Urizaharra, tras revisar que los animales no recibían atención, en tanto que presentaban síntomas de desnutrición y lesiones en el cuerpo, aparte de estar encadenados y no podían desplazarse libremente. Los seis perros fueron salvados y puestos predisposición de una organización de protección animal.

Personas

Es posible que por un exceso de protección, por vivencias anteriores o por su carácter tímido o guardado, ciertos perros no se llevan realmente bien con los extraños y se preocupan todo el que que no pertenezca en el ambiente familiar mucho más próximo.

Los estudios prueban que los perros que son de forma permanente amarrados son:

Mucho más violentos, deseoso y ofuscados con liberarse de las cadenas. Es muy recurrente que argumenten formas de proceder obsesivas como correr en torno al área donde está amarrado. Una vez que un perro estuvo habituado a estar amarrado, es bien difícil hallar que socialicen y se comporten en la vivienda. Si ellos nacieron sin reglas ni entrenamiento, no podemos aguardar que al ingresar en la vivienda se comporten tal y como si estuviesen entrenados. Además de esto es prácticamente habitual, que un perro amarrado tenga en todo momento infestaciones de pulgas y garrapatas u otras infecciones. Ellos están expuestos a mucho más agentes infecciosos y requerirán mucho más precaución veterinario que un perro que vive en la vivienda.

Nosotros en Puerto Rico, debemos ser singularmente precavidos con esta práctica de amarrar nuestras mascotas fuera. Los choques de calor, en especial a lo largo del verano, no hacen muy capaz esta práctica. La desesperación que les crea el calor, provoca que el perro se vuelva muy agitado, acrecentando su temperatura corporal y también con independencia de que el perro tenga agua cerca o no, el perro padecerá un choque de calor.

¿Qué puedo realizar si mi perro agrede a otros perros?

  • En el recorrido, transporta a tu perro con correa corta (debe proceder a tu altura). Si piensas que puede llegar a morder, emplea un bozal.
  • Jura salir por sitios libres de otras mascotas, por poner un ejemplo a la primera hora o tarde durante la noche. Un ámbito relajado le va a hacer gozar a los dos.
  • Juega con tu perro y prestale atención a lo largo del recorrido. Haz ejercicio con él. Esta estimulación efectiva le relajará.
  • Permítele olisquear el suelo y continuar indicios. Esto le asiste para comprender el ambiente y relajarse.
  • Si amenaza a el resto o procura ir hacia ellos con ansiedad, prosigue tu sendero tal y como si nada. Asegúrese de llevarlo bien sujeto.
  • No premios ni felicitis frente a un accionar negativo. Ten en cuenta que aliviarlo con suavidad puede remarcar el accionar, siendo interpretado como una aprobación del mismo.
  • Si bien no sea de raza PPP, es esencial contratar un seguro de compromiso civil para él, que te cubra en el caso de indemnización.
  • Busca asistencia técnica para corregir el accionar belicoso. Todo inconveniente se puede arreglar, un óptimo adiestrador te va a ayudar a comprender su accionar y las causas que lo causan, tal como la manera de trabajar para resolverlo y no reforzarlo.
  • Tu perro puede agredir por carecer de liderazgo. En el momento en que tú no te impones apropiadamente al perro, puedes ocasionar inconvenientes de accionar que te van a sobrepasar. Vas a deber entablar tu jerarquía y instruirlo apropiadamente. No descarte la asistencia técnica. Los perros que muestran este género de agresión acostumbran a parecer obedientes, pero de todos modos son ellos quienes toman la idea. Esto causa inseguridad al perro y un avance exagerado de los reflejos de defensa activa.
  • Identifica el género de agresión y actúa consecuentemente. No es exactamente lo mismo que muestre una actitud protectora u ofensiva, puesto que las causas son diferentes (temor frente pelea por un recurso, por poner un ejemplo).
  • Reconduce la conducta: ofrécele alguna opción alternativa que logre hacer.
  • No es frecuente que un perro ataque al resto de sus congéneres. Es un inconveniente de accionar que tienes que corregir.
  • El ataque puede comportar o no amenaza anterior.
  • Tu perro puede agredir a otros perros por distintos causas, como: agobio, falta de estimulación, hiperactividad, temor, falta de socialización o aun alguna patología.
  • Trata de detectar su causa. La solución no va a ser exactamente la misma si hablamos de una conducta protectora u ofensiva.
  • Transporta a tu perro con correa corta y, si es requisito, con bozal.
  • Sale en instantes relajados y con escasos perros alrededor.
  • Juega con él y estímulo.
  • Busca elecciones para reconducir el accionar belicoso.
  • Cerciórate de ser el líder del rebaño.
  • No sobreprotejas a tu perro. No intentes justificar su accionar belicoso.
  • Busca asistencia técnica para no empeorar el inconveniente.

Deja un comentario