por que a los perros les gustan las persianas

¿Cuántas ocasiones he oído a alguien decir: “Fíjate de qué manera es mi perro que, en el momento en que nos fuimos de casa, se enoja y destruye cosas para vengarse por el hecho de que lo dejamos solo”?

Lo interesante es que este razonamiento tan extendido es, tan solo, una creencia habitual sin base científica. Los perros no destruyen por venganza, ni tampoco lloran, aúllan o borran en nuestra sepa por hacernos sentir responsables por haberlos dejado solos. ¿Tienes ganas de saber por qué razón lo hacen?

De qué manera contribuir a mi perro con temor a petardos

El más destacable consejo que tenemos la posibilidad de poner en práctica para nuestros perros con fobia a petardo es eludir las ciudades los días en los que es mucho más posible que existan celebraciones con pirotecnia. La Navidad, la Noche de San Juan, los días de partido de fútbol, ​​las fiestas patronales… esperemos pudiésemos eludir todos estos acontecimientos.

¿Por qué razón los perros se preocupan los cohetes?

Este temor se muestra “por carecer de socialización a los ruidos. Si desde perros chiquitos nuestras mascotas viven en un espacio lejano, discreto, donde no había fiestas con enormes ruidos o truenos, es muy normal que en el momento en que escuchen ruidos realmente fuertes se atemoricen”, señala Angélica Maldonado Marín, médico veterinario zootecnista de la Facultad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Otra causa, puede ser el síndrome de agobio postraumático. “Si un individuo lanzó un cohete y cayó muy cerca de un perro o se encontraba distraído, esto causa que el perro relacione ese sonido con algo malo”, añade Angélica.

Inhabilita las entradas de mayor estruendos

Baja las persianas y cierra las cortinas, no solo para aislar el interior de la vivienda de los ruidos, sino más bien para hacer un ámbito de iluminación moderada que sea relajado. Puedes prender alguna luz de luz tenue o aun, si el perro está habituado, dejarle un espacio sin luz (si bien esto es dependiente bastante del animal, puesto que mientras que ciertos tienen la posibilidad de acostumbrarse y reposar, otros están mucho más agitados si no ven luz).3

Una gran idea es disfrazar los ruidos que logren ingresar de la calle creando sonidos agradables en la vivienda. El procedimiento mucho más simple y aconsejable es poner música distendida, la música tradicional de piano o chill out puede hacer en tu perro exactamente el mismo efecto que en ti. Asimismo puedes decantarse por prender la televisión o la radio.4

Deja un comentario