por qué abandonan a los perros en vez de matarlos

Muchas son las personas que tristemente abandonan sus perros, gatos o cualquier compañero de vida sin más ni más. Estas personas acostumbran a poner disculpas como que no le tienen la posibilidad de dedicar tiempo (pero si disponen de tiempo para irse de celebración), que no tienen dinero para sostenerlo (pero si para tomar copas/cervezas) o que son perros que se volvieron beligerantes (pero no invirtieron ni un solo segundo en instruirlo).

Todas y cada una estas personas que tienen la capacidad de dejar integrantes de su familia, de dejar un perro sin el mucho más mínimo remordimiento, son personas sin corazón las que escogemos tener lejos de nuestras vidas. A nuestro enteder, no son buenas personas. Si bien tampoco somos absolutamente nadie para evaluar, varias personas quizás sí tuvieron inconvenientes y no lograron hacerse cargo de los perros.

El exterminio

La presión occidentalista ganó la partida y en verano de 1910, con el acompañamiento del entonces alcalde de Estambul, Suphi Pasha, millones de perros sin dueño, hasta 80.000 de ellos fueron trasladados a una isla desierta en el Mar de Mármara. Aparentemente, se había firmado un convenio con Francia para venderle los animales, puesto que entonces la utilización de perros como sujetos de prueba para la industria química y del perfume en Europa a inicios del siglo XX se encontraba a la orden de día. Los franceses hicieron una oferta para agarrar a los perros, y se firmó un convenio entre países sobre esto. La municipalidad, que tenía mucho más de 80.000 perros recogidos y aguardaba normas de Francia, aun comenzó a bajar el valor tras no recibir contestación. Aun les ofreció de manera gratuita para liberarse de ellos, que comenzaron a fallecer en las horripilantes condiciones de apetito y sed, pero no hubo contestación.

Los perros fueron atendidos en la isla en el transcurso de un tiempo aguardando la contestación de Francia, pero en el momento en que se conoció la rescisión del contrato, absolutamente nadie volvió a conocer a los perros.

¿Cuáles son las causas mucho más comunes por las que mi perro agrede a otros?

  • El perro puede agredir en el momento en que padece agobio. El agobio es una reacción fisiológica que prepara al sujeto para realizar en frente de ocasiones extremas. En el momento en que un perro se siente en riesgo, el agobio le prepara para accionar, así sea peleando o huyendo. Hablamos de una reacción saludable que tienes que admitir, siempre y cuando no desencadene inconvenientes de accionar.
  • Un perro agrede asimismo a otros gracias a la carencia de estimulación. O sea, el perro que tenga escasas ocasiones de desarrollar y emplear sus capacidades innatas (aquellas especificaciones de la raza) va a poder resultar problemático. La carencia de estimulación va a hacer que el perro reaccione ladrando exageradamente o aun con agresividad. Para evitarlo, efectúa ejercicios y juegos con él, intentando de que practique sus capacidades. Por servirnos de un ejemplo, proseguir un indicio, buscar un elemento…
  • La hiperactividad (nivel de actividad alto, sobre la media de lo común en la raza) asimismo puede producir formas de proceder beligerantes, puesto que en el momento en que un perro no emplea sus habilidades o satisface sus pretensiones de manera correcta, puede reaccionar de manera excesiva frente ciertas ocasiones.
  • Tu perro tiene la posibilidad de tener temor a otros perros. El temor puede desatar un accionar belicoso. Es esencial admitir las expresiones que usa tu perro en las relaciones con otros, en tanto que tienden a ser muy exactas en ocasiones de enfrentamiento. A través de estas señales, los perros reportan sobre sus pretenciones y deseos. Si es con la capacidad de interpretarlas, evitará varios instantes problemáticos.
  • La carencia de socialización acarrea frecuentemente agresividad hacia sus congéneres. Un perro que no está habituado a tratar con otros perros, puede sentir temor y carencia de protección. Tras todo, hablamos de un sujeto irreconocible que se aproxima a su rebaño… Establece pautas de socialización progresiva para remover este inconveniente. Si es requisito, busca asistencia técnica.
  • En ocasiones, sencillamente se transporta mal con algún perro particularmente. O sea natural, nos sucede lo mismo a la gente. Separe del perro que no le agrada. La agresividad hacia otros perros es alarmante tratándose de un accionar popularizado, pero si es algo puntual, no des de mucha relevancia.
  • Ciertas anomalías de la salud desarrollan malestar a tu perro. El mal hace irritabilidad y puede ocasionar encuentros beligerantes con otros perros y con la gente. Solicitud con tu veterinario, a fin de que constituya un diagnóstico y poder accionar sobre esto.
  • En el recorrido, transporta a tu perro con correa corta (debe proceder a tu altura). Si piensas que puede llegar a morder, emplea un bozal.
  • Jura salir por sitios libres de otras mascotas, por servirnos de un ejemplo a la primera hora o tarde durante la noche. Un ámbito relajado le va a hacer gozar a los dos.
  • Juega con tu perro y prestale atención a lo largo del recorrido. Haz ejercicio con él. Esta estimulación efectiva le relajará.
  • Permítele olisquear el suelo y continuar indicios. Esto le contribuye a saber el ambiente y relajarse.
  • Si amenaza a el resto o procura ir hacia ellos con ansiedad, prosigue tu sendero tal y como si nada. Asegúrese de llevarlo bien sujeto.
  • No premios ni felicitis frente a un accionar negativo. Ten en cuenta que aliviarlo con suavidad puede remarcar el accionar, siendo interpretado como una aprobación del mismo.
  • Si bien no sea de raza PPP, es esencial contratar un seguro de compromiso civil para él, que te cubra en el caso de indemnización.
  • Busca asistencia técnica para corregir el accionar belicoso. Todo inconveniente se puede arreglar, un óptimo adiestrador te va a ayudar a comprender su accionar y las causas que lo causan, tal como la manera de trabajar para resolverlo y no reforzarlo.
  • Tu perro puede agredir por carecer de liderazgo. En el momento en que tú no te impones apropiadamente al perro, puedes ocasionar inconvenientes de accionar que te van a sobrepasar. Vas a deber detallar tu jerarquía y instruirlo apropiadamente. No descarte la asistencia técnica. Los perros que muestran esta clase de agresión acostumbran a parecer obedientes, pero de todos modos son ellos quienes toman la idea. Esto causa inseguridad al perro y un avance exagerado de los reflejos de defensa activa.
  • Identifica el género de agresión y actúa consecuentemente. No es exactamente lo mismo que muestre una actitud protectora u ofensiva, puesto que las causas son diferentes (temor frente pelea por un recurso, por poner un ejemplo).
  • Reconduce la conducta: ofrécele alguna opción alternativa que logre hacer.

Tomar acciones cuanto antes

¿Qué llevar a cabo entonces para combatir las amenazas que imponen los perros sobre las especies silvestres?

“Los perros que merodean sin supervisión en entornos rurales muestran esenciales impactos ecológicos sobre los sistemas en los que habitan, afines a los que ocasionan otras especies exóticas invasoras. No obstante, emprender su control es muy complejo”, dice Martín Méndez, directivo para WCS Cono Sur.

Deja un comentario