por que los perros muerden cosas cuando estan solos

¿Cuántas ocasiones he oído a alguien decir: “Fíjate de qué manera es mi perro que, en el momento en que nos fuimos de casa, se enoja y destruye cosas para vengarse por el hecho de que lo dejamos solo”?

Lo interesante es que este razonamiento tan extendido es, tan solo, una creencia habitual sin base científica. Los perros no destruyen por venganza, ni tampoco lloran, aúllan o borran en nuestra sepa por hacernos sentir responsables por haberlos dejado solos. ¿Tienes ganas de saber por qué razón lo hacen?

CÓMO EVITAR QUE UN PERRO MUERDA LAS COSAS

Comprendidas las causas, es instante de comprender las resoluciones para eludir que un perro lo muerda todo. Y sucede que, si bien creamos que hay que a solo una causa, frecuentemente este accionar responde a múltiples con lo que enmendarlas en su grupo puede ser clave para prosperar el confort físico y sensible de nuestro animal.

La relevancia del juego en los perros es tal que se considera clave para su educación y para sostener activa su cabeza. Y no: no es casual que la enorme mayoría de juguetes para perros busque, exactamente, que estos animales muerdan. Morder pertence a las bases del juego a los perros, y algo que debemos remarcar a través de los juguetes para perros.

Trucos para eludir que tu perro llore, muerda o borde en el momento en que está solo.

Mi primer consejo es que lo habitúes a la soledad, es bueno iniciar dejándolo solo unos minutos en una habitación mientras que nos encontramos en casa.

Haz que se entretenga con alguno de sus juguetes favoritos. Asimismo puedes ocultar comida a fin de que pase el tiempo buscándolo.

Otras resoluciones si el hábito es fuerte

Si es ya fuerte el hábito de morder los muebles o complementos de la vivienda, puedes poner alguna substancia desapacible, a fin de que al morder experimente una mala experiencia y no lo vuelva a realizar. En el mercado están en venta aerosoles para este fin, o puedes decantarse por resoluciones hogareñas, como el limón.

Otra forma de eludir que tu amigo peludo muerda lo que no debe es intercambiarle el objeto indebido por uno de sus juguetes, así va a ir aprendiendo que puede morder y que no.

El aburrimiento y la carencia de juego

Asimismo es verdad que llevamos una vida tan atareada que solamente disponemos tiempo para dedicar a los perros, pasan muchas horas solos y desanimados sin tener a mano una PlayStation con el que realizar unas partiditas. Muchos son los casos en los que “un recorrido a llevar a cabo las pretensiones y en el hogar que tengo cosas que llevar a cabo”, y la energía que no ha quemado, por algún lugar debe salir.

Por otro lado, no procures reparar en un rato lo que no has podido realizar en un día. Si lo expones cada día a instantes con un nivel de actividad altísimo, por poner un ejemplo en el pipicán o en el parque donde se crea «muy agobio», puede desembocar en “hiperactividad”, provocando y juntando altos escenarios de nerviosismo, y en el momento en que se siendo solo, es tal y como si necesitara una dosis. Entonces, como he dicho antes, emplea su válvula de escape para dejar en libertad «agobio residual» y presión sensible, mordiendo y demoliendo lo que toma.

Deja un comentario