por que los perros quieren q le tiren la pelota

Perros y pelotas, semeja algo que siempre y en todo momento va de la mano, puesto que, prácticamente todos los perros, por no decir TODOS, siempre y en todo momento tienen una pelota en sus pertenencias mucho más apreciadas; pero este objeto no solo es un cliché canino, noooo, aparte de que siempre y en todo momento hay una pelota en el momento en que hay perros, estos pertenecen a los juguetes universales que a todos y cada uno de los perros de todo el mundo les agradan para perseguirlos, correr, saltar por ellas y llevarlas a toda agilidad en este tradicional juego, fácil, pero impresionante que encanta a los perros, pero, ¿por qué razón?, ¿por qué razón les agradan tanto las pelotas a los perros?

Todo apunta, según etólogos caninos, a un accionar antiquísimo, y antes de la domesticación, en el momento en que eran lobos, era una práctica común perseguir elementos que estaban en movimiento; en esos tiempos perseguir algo que iba rapidísimo determinaba la supervivencia del perro primitivo, o explicado de otra forma lobo, esto se transformó en un instinto y los perros sencillamente reaccionan para perseguir algo en movimiento, podría ser un frisbie, un juguete mecánico, en resumen, no obstante, las pelotas siendo simples de coger por su hocico, rebotar, y tener un fragancia muy particular, provoca que los perros de manera rápida reaccionan con este objeto y se sientan muy contentos jugando con ellos.

Varios de los signos que el perro puede enseñar y que debe prevenirnos sobre un inconveniente obsesivo son:

  • Mastica y lanza la pelota o juguete de manera compulsiva
  • Lo oculta lo mismo para eludir que se la quites
  • No suelta la pelota de la boca o te cuesta bastante retirarla
  • Se riña por la pelota
  • hiperactividad insistiendo repetidamente y excesivamente que juegues con él

  • Llorará, ladrará y gimoteará si no lo haces
  • Solo desea jugar y no se fatiga por un buen tiempo que pase Menear los juguetes no supone siempre y en todo momento conducta destructora

    No hay nada negativo en esta actitud lúdica, siempre y cuando no le produzca ansiedad, obsesión o agresividad. Si es de esta manera es esencial advertir si se habla de una manera indebida de encauzar su aburrimiento o frustración, en tanto que se puede editar en una práctica destructora que se alargue alén del propio juguete, afectando al moblaje o bartulos del hogar.

    Ver su accionar nos dará pistas sobre su auténtica predisposición: si ves que da vueltas y hace zapatetas alegres mientras que bate el juguete, o te mira con las patas delanteras en el suelo y la grupa levantada, ver, tiende a ser una clara convidación al juego y al diversión.

    Señales de inconveniente médico

    En casos extrañísimos, los perros tiran la comida fuera del cuenco por el hecho de que no tienen apetito gracias a una patología.

    perro

    Como resultado, el perro solo huele el alimento y desplaza un tanto el trasto, lo que causa que su alimento caiga fuera del traste.

    Ciertos perros podrían padecer un trastorno de conducta que les ocasione ansiedad en el instante de consumir sus alimentos. Gracias a esto, la mascota come veloz tal y como si se encontrase agobiada y hace que su comida caiga fuera del cuenco. Si bien para los tutores este accionar es inofensivo y a veces tierno, es esencial corregirlo a través de un régimen de desensibilización.

    ¿De qué manera impedir y eludir que tu perro se obsesione por la pelota?

    Por suerte, una vez identificas la obsesión de tu perro, hay varias cosas que puedes realizar para asistirle.

    Estas son las primordiales pautas para eludir la adicción a las pelotas de los perros:

Deja un comentario