por que mi perro se restriega en la almohada

Que Francia tiene un inconveniente con la inmigración es bastante indiscutible. Desde meses atrás extraña es la semana donde alguna localidad francesa no vive altercados o graves altercados por combates con múltiples comunidades. En Nochebuena le tocó el momento a París, que vivió una noche horrible con graves combates entre la policía y los inmigrantes kurdos que salieron a abrasar la calle en queja por los tres homicidos racistas de un hombre que confesó que les cometió «por odio a los inmigrantes».

<p id="m1985-1-1986" La fiscalía de París inspecciona a los tres homicidos y ha incluido al agravante de racismo en los cargos contra el detenido, un hombre de 69 años, que por el momento se encara a acusaciones de homicidio, intento de homicidio, crueldad facultativa y también infracción a las reglas de tenencia de armas. Pero los estudiosos todavía no pudieron detallar una relación entre el creador del tiroteo y la red social kurda, con lo que no le trata como atentado terrorista. Esto ha enfurecido a la red social de kurdos, que este domingo salieron en miles a protestar en las calles de París. Pero la queja acabó en graves altercados, con turismos quemados y combates con los agentes de policía.

No todo es dominancia.

Jugar es una sección esencial de la vida de los perros, para ellos el juego es una manera de relación popular que asiste para detallar relaciones de seguridad entre ellos.

Mientras que juegan, los perros simulan hábitos propios de otras ocasiones como la caza o el apareamiento y de ahí que se persiguen, avizoran, pelean y montan.

¿De qué forma corregir la conducta de monta sobre elementos o personas?

Un instante puntual de monta puede ser considerado habitual y también `inofensivo’ todavía al perro adulto a lo largo de los saludos o juegos —

siempre y cuando no le genere sobreexcitación y logre generar algún combate con otro congénero —, si bien es esencial educar al perro a fin de que no lo lleve a cabo, en tanto que en un prominente porcentaje de perros puede transformarse en un hábito al que recurrir para tranquilizarse, y en ciertos casos deriva en un trastorno compulsivo.

Por felicidad

Las reacciones que tienen los perros en el momento en que están contentos son muy variadas y restregarse por el sofá es una de ellas.

Si aparte de estar contentos por algo, le sumamos el gustirriní que les hace este roce, ¡con mucho más razón debemos comprender que lo hagan!

Deja un comentario