por que sale sangre de las tetas de las perras

El periodo de celo en las perras siempre y en todo momento resulta en la capacitación de múltiples óvulos con los que corresponden cuerpos lúteos. Estos elementos que se forman en los ovarios son los causantes de generar progesterona, la hormona que se requiere para sostener un embarazo habitual. Así sea que la perra quede o no preñada, quizás se crea progesterona en enormes proporciones. Lo habitual es que los cuerpos lúteos se vayan desgastando y la progesterona vaya reduciendo hasta ocultar y el útero y los ovarios se preparen para un nuevo período.

En las perras que padecen pseudo-preñez los escenarios de progesterona no reducen, cumplidos los un par de meses tras el celo, empieza a formarse prolactina, las mamas se ingurgitan y se cargan de leche preparándose para a un parto que no pasará. Es esencial recalcar que la falsa preñez no posee ninguna relación con un deseo de ser madre, como bastante gente creen. Es sencillamente un desequilibrio hormonal que no supone ni frustración ni depresión por la parte de la perra.

Nutrición y cuidados en los días siguientes al parto

Tras esta primera semana debemos acrecentar la ración de comida de nuestra perra, con un pienso particular de cachorro, siendo el ideal sugerir comida múltiples ocasiones a lo largo del día.

Esta cantidad es variable según el tamaño de la perra, su estado físico y la proporción de perros chiquitos, conque lo destacado va a ser que nuestro veterinario nos indique precisamente de qué forma alimentarla.

La paridora de los perros chiquitos y su madre

Es recomendable que dediquemos un tiempo a seleccionar el sitio conveniente para poner el cajón paridora o el “nido” de la madre antes del parto .

Habría de estar en un espacio relajado, confortable y sin corrientes de aire, donde no se vean molestados por el estruendos o luz desmesurados, y que no sea en un espacio de paso de la vivienda. La mayor parte de las perras son tolerantes con la existencia de su dueño cerca de los perros chiquitos, pero se tienen la posibilidad de poner muy inquietas y protectoras si toda la familia o amigos están cerca, y desean conocer o agarrar a sus pequeños. La reacción va a depender bastante del carácter y ambiente de cada hembra.

Apatía y sopor:

La actitud de una madre hacia sus perros chiquitos es una manifestación indudable del estado que está su salud. Una actitud atenta y alarma hacia sus perros chiquitos es signo de buena salud, al unísono que su buen apetito. Hay que estar muy atento si la madre muestra signos de apatía o depresión a lo largo de cualquier etapa del embarazo, parto y/o postparto.

Identifica los síntomas de mastitis canina

Comprender advertir los signos de esta patología es primordial para iniciar con el régimen cuanto antes, calmar su mal y socorrer las vidas de los bebés.

Si piensas que tu mascota logre estar tolerando mastitis canina, fíjate bien en el primero de los síntomas: la pérdida de apetito de la perra. Aparte de ocasionar una pérdida de peso, va a estar mucho más triste y apática, aspectos que se tienen la posibilidad de confundir con una depresión.

Deja un comentario