por que un perro hembras montan a los machos

Una riña entre perros es un instante de tensión en el que tenemos la posibilidad de sentirnos bloqueados al no comprender qué realizar.

Primero analizaremos ciertas causas por las que nuestro perro se puede luchar y después, qué debemos realizar para mitigar estas ocasiones.

El contracondicionamiento puede marchar

Hablamos de entrenar una conducta incompatible con la de monta y que represente calma, por servirnos de un ejemplo sentarse o estirarse. Así pronunciaríamos esta señal y premiaríamos la conducta opción alternativa. El primordial inconveniente es que esta conducta fortalece la posición dominante, de ahí que en ocasiones es tan difícil que deje de expresarla. De cualquier manera, cuanto menos atención le prestamos en estos instantes, mejor. Por no añadir un refuerzo plus.

¿De qué forma corregir la conducta de monta sobre elementos o personas?

Un instante puntual de monta puede ser considerado habitual y también `inofensivo’ todavía al perro adulto a lo largo de los saludos o juegos —

siempre y cuando no le genere sobreexcitación y logre generar algún combate con otro congénero —, si bien es esencial educar al perro a fin de que no lo lleve a cabo, en tanto que en un prominente porcentaje de perros puede transformarse en un hábito al que recurrir para tranquilizarse, y en ciertos casos deriva en un trastorno compulsivo.

¿Por qué razón nos molesta tanto?

  • Eminentemente por mal fragancia. Ver a 2 (o mucho más) perros montando o que tu perro desee «acosar sexualmente» a otros perros o personas es verdaderamente vergonzoso para la mayor parte de humanos que distribuyen su historia con un perro.

    <img src="https://mundodeperros.es/wp-content/uploads/2022/12/photo-1552915212-139b695d4a2a-scaled.

    perros

    jpg” title=”por que un perro hembras montan a los machos” alt=”perro”>

    Pensemos en la conducta de monta como algo rigurosamente sexual, y tener un animal que solo piensa en el sexo nos sonroja en demasía. ¿De qué manera argumentar que nuestro compio de 4 patas en el fondo es un adorable peluche en el momento en que de manera fuerte y ​​obsesión saluda a una visita secuestrandole la pierna para objetivos… oscuros? Es bien difícil argumentar… si no entendemos la contestación adecuada.

  • Por descontrol, por el hecho de que en el momento en que nuestro perro entra en esta activa nos cuesta bastante hallar que pare de realizar esta conducta. Sacarlo con la mano, regañarle, castigarle… no semejan tener enormes desenlaces para eludir que vuelva a actuar de este modo para la próxima ocasión, ¿verdad? Entonces, si no marcha… ¡no lo repitas!
  • Por inseguridad, si bien nos encontramos persuadidos de que tiene un inconveniente de obsesión por el sexo, en ocasiones nos cuesta opinar que se manifieste de manera tan continuada, tan persistente y tan exagerada como lo realiza. No obstante, se puede pasar días sin montar nada o absolutamente nadie, y eso desconcierta a alguno…

No obstante, en el momento en que este accionar sucede, no nos detenemos a meditar en las causas por las que el nuestro perro tiene esta reacción, sino procuramos como sea que no lo manifieste, y como bastante, que no lo vuelva a manifestar, cortándolo en el momento en que empieza a ofrecer muestras de estimar llevarlo a cabo. Conque constantemente el inconveniente se reitera, ahora ocasiones elegimos por recluir a nuestro perro o separarlo de vivir vivencias solo por el hecho de no comprender supervisar la conducta de monta.

Deja un comentario